SEÑAS DE IDENTIDAD DE CTV TEATRO

 

Las señas de identidad de CTV TEATRO  a lo largo de sus 29 años de historia se basan fundamentalmente en:

 

- La universalidad: desde sus inicios CTV TEATRO ha tratado de desarrollar todo tipo de montajes teatrales, en la seguridad de que el teatro no puede encasillarse en un estilo único, si se quiere profundizar realmente y progresar teatralmente.  Así se han desarrollado obras clásicas, tragedias, dramas sociales, obras musicales, obras costumbristas, obras de teatro del absurdo, comedias medievales, obras de contenido histórico, educativas, etc.  

 

- La autenticidad: CTV TEATRO ha tratado siempre de desarrollar criterios de autenticidad teatral, de compromiso real con nuestras propuestas, sin recurrir a artificios de ningún tipo, ni a adjudicarnos méritos que no tengamos, entre otras cosas, porque no los necesitamos.  A lo largo de nuestra larga trayectoria hemos tenido la ocasión de realizar 610 funciones, 44 de ellas fuera de España, montar 33 obras de teatro, representar en grandes e importantes teatros de capitales importantes y en pequeñas salas de pueblos, recibir multitud de premios de Festivales, entre ellos varios primeros premios, a pesar de presentarnos muy esporádicamente.  De esa trayectoria estamos orgullosos y orgullosas y todo lo que afirmamos es siempre perfectamente demostrable. Desde CTV TEATRO no podemos entender a quienes se atribuyen méritos ajenos, porque expresan una preocupación por lo superfluo, además de una mentira, que solo manifiesta una gran inseguridad en su quehacer teatral.      

 

- La creatividad: desde sus inicios CTV TEATRO ha pretendido la originalidad y la creatividad en sus puestas en escena, como objetivo irrenunciable. Jamás podrá nadie decir que los montaje de CTV TEATRO no son completamente originales, desde nuestra visión de las obras, sin el más mínimo atisbo de copia de otros montaje de compañías, en ninguno de los aspectos que conforman el espectáculo: planteamiento de dirección, escenografía, interpretación, iluminación, sonido, publicidad,, etc. La copia es la antítesis de la creatividad y desgraciadamente es un vicio muy frecuente en el mundillo teatral.  El reto teatral está en la originalidad y lo contrario supone la negación del propio teatro.  Repetir lo que han hecho otros, además de una actitud despreciable, supone una completa incapacidad de crear, de hacer Teatro con mayúsculas.  

 

- La naturalidad: en el quehacer teatral: en CTV TEATRO siempre se ha entendido que la naturalidad debe ser santo y seña de la interpretación, en la seguridad de que el contenido que hay que transmitir a los espectadores, debe ser entregado con el lenguaje y la actitud interpretativa más natural posible, más directo y más asequible a la realidad que se vive. Para CTV TEATRO la tentación de la sobreactuación en el teatro debe ser anulada con el ejercicio de la naturalidad y la comprensión real y profunda de los personajes.    

 

- La independencia: CTV TEATRO jamás se ha definido con referencia ni a nadie, ni a nada.  CTV TEATRO ha trazado su camino, respetando a todos,  sin necesidad de referirse a nadie, lo que, por otra parte, sería una muestra de debilidad.  En el ámbito del teatro hay grupos que necesitan hacer afirmaciones del tipo: somos el grupo más esto o más lo otro; somos el único grupo que hacemos aquello; somos el grupo que más no sabe que, etc., que están expresando su propia falta de identidad y personalidad, cuando tienen que definirse con respecto a los demás, independientemente de que las afirmaciones subjetivas nunca son más que eso, pura subjetividad.